Dar a luz en la oscuridad

20181021_140621

Hace años mi suegra me contó que sus cuatro hijos nacieron por cesárea. Recuerdo que me decía, “Eran los años 50 y 60 en Estados Unidos. Uno entraba al hospital con la barriga, lo dormían, y cuando se despertaba, tenía un bebé en los brazos“.

Comparada con mi abuelita, quien dio a luz naturalmente a sus siete hijos, la cesárea jamás fue una opción para ella. La falta de acceso a los servicios médicos en el campo colombiano en esa época hacía que los hijos llegaran al mundo como Dios mandaba.

No obstante, más de medio siglo después, la tendencia en Latinoamérica ha cambiado drásticamente. Actualmente registran la tasa más alta de cesáreas del mundo, según la serie de ensayos publicada el sábado pasado por el diario médico internacional The Lancet.

Este diario se unió al esfuerzo de la Organización Mundial de la Salud, entidad que a su vez publicó la nueva guía para la disminución de las cesáreas no necesarias el pasado 11 de octubre.

Teniendo en cuenta que la OMS recomienda una tasa del 10% de nacimientos por cesárea, estrictamente necesaria, las cifras del reciente estudio indican que la tasa mundial se duplicó en los pasados quince años alcanzando el 21%.

En Estados Unidos la tasa es del 32% y en Latinoamérica, en especial Brasil y República Dominicana, el porcentaje alcanza casi el 60%. Y Colombia no se queda atrás. Las cifras del DANE demuestran que la tasa de nacimientos vivos por cesárea pasó de 24,85% en 1998 a 45,51% en 2013.

Adicionalmente, un informe del Ministerio de Salud reportó que los partos por cesárea en catorce EPS para el año 2013 fue de 173.758 (61,10% de los 284.359).

Lo preocupante de esta tendencia es que su uso ya no es exclusivo para los embarazos de alto riesgo o complicaciones durante el parto natural, sino que se está convirtiendo, en mi opinión, en el truco para desocupar las camas de los hospitales en nuestro país.

Les comparto mi experiencia en EEUU y la de una amiga en Colombia. Cuando tuve a mi hijo hace siete años, mi labor de parto duró 27 horas. ¡Llegué a pensar que mi bebé era un elefante! Entré al hospital un miércoles a las 6:30 a.m. y salí el sábado al medio día. En total, estuve más de 72 horas en el hospital.

Por el contrario, mi amiga entró al hospital un martes a las 10:00 a.m. y luego de una corta labor de parto le hicieron cesárea. A las seis de la tarde del miércoles, en menos de 48 horas, estaba con su bebé en casa.

El cuerpo humano es una máquina magnífica y la labor de parto es tan antigua como la vida misma. El proceso que se inicia naturalmente desencadena una serie de reacciones químicas y fisiológicas en el cuerpo de la madre, las cuales son vitales para el desarrollo del bebé recién nacido. Estas son la transferencia del microbioma que desarrolla el sistema inmunológico y la lactancia.

Por supuesto, no todos los embarazos y partos son perfectos y para esto existe la cesárea. Pero, como lo resalta el estudio de The Lancet y la guía de la Organización Mundial de la Salud, si este proceso se detiene por un afán burocrático, mejores honorarios para los médicos, escapar a las demandas, o por el miedo al parto, se está alterando el orden de la naturaleza.

La “moda orgánica” tiene la cesárea en la mira convenciendo a millones de mujeres de tener a sus bebés naturalmente y sin ningún tipo de drogas para el dolor–¡Mis respetos! Lo más importante es que las futuras madres no den a luz en la oscuridad y estén completamente informadas del alto riesgo de una cesárea innecesaria.

Gracias por leer y compartir.

Xiomara Spadafora

Esta columna fue patrocinada por Zellner Insurance Agency. Muchas cosas en la vida no tienen seguro. Para todo lo demás, llame a Zellner. En Estados Unidos (888) 208-8119

One Reply to “Dar a luz en la oscuridad”

  1. Muy bueno conocer los beneficios de un parto natural. Da escalofrio saber que en nuestro pais las EPS esten jugando con un tema tan serio para madres y bebes y sus necesarias defensas para la vida.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s