Asesina de Peces

Xiomara Spadafora Asesina de Peces

El miércoles pasado caí redonda en la trampa de mi hijo y le compré tres peces—a los que llamó Steve, David y Roberto—y un caracol—al que llamó Spady. Llevaba rogándome por lo menos dos meses por un acuario, pero la idea de tener otro ser vivo bajo mi responsabilidad me llenaba de dudas. Al final, los ojazos coquetos de mi hijo—tal como los de su padre—me dispararon una flecha en el talón de Aquiles y terminé aceptando.

Después de pagar cuarenta y cinco dólares—y eso que fue una ganga porque la tienda estaba con el 50% de descuento—salimos de la tienda de mascotas con un carrito de mercado cargado de todo, menos de peces. Sigue leyendo “Asesina de Peces”

Huelga de Hambre

IMG_0470

El fin de semana mi hijo y yo visitamos a una de mis mejores amigas en Orlando. Regresamos hacia las 6 p.m. y cuando entramos a la casa, mis bebés de cuatro patas–Rusty y Sasha–se enloquecieron y nos lamieron como si fuéramos dulces de carne. A los pocos minutos, Rusty me guió hacia su tazón de comida queriendo mostrarme algo.

Cuando manejaba camino a Jacksonville, mi niñero canino me contó por teléfono que Rusty no había querido desayunar, luego él había puesto su tazón en la cocina para prevenir que Sasha–la aspiradora–comiera doble. Inmediatamente supe lo que estaba pasando: cada vez que viajo por más de un día, Rusty empieza una huelga de hambre para mostrar su inconformidad. Sigue leyendo “Huelga de Hambre”

Respuestas Inocentes

Xiomara Spadafora Mothers Day

El viernes pasado fue la celebración del Día de la Madre en el pre-kínder de mi hijo. Era un día soleado y los renacuajos presentaron un show de canciones–las cuales mi hijo no cantó pero bailó como si fuera un instructor de zumba– y un show de arte con un dibujo de la mamá por un lado y un cuestionario de las profesora en el respaldo.

De las once respuestas, la segunda me clavó una daga en el corazón y en el orgullo. Cuando le preguntaron, “¿Cuántos años tiene tu mamá?“, ¡mi hijo respondió 50!

Sigue leyendo “Respuestas Inocentes”

¿SERVICIO AL CLIENTE?

El jueves pasado llegó por correo a mi casa una caja gigante a las seis de la tarde. Cuando la abrí, había tres cajas adentro, las cuales tenían el logo de Comcast Xfinity—la compañía de televisión por cable. Inmediatamente la sangre se me congeló, pues recordé que habíamos decidido reemplazar a Direct TV, lo cual significaba que mi esposo tenía que instalar el nuevo servicio. Sigue leyendo “¿SERVICIO AL CLIENTE?”