Lata de Sardinas

Samsung  DIGITAL CAMERA

El lunes pasado me desperté con una noticia perturbadora. El día anterior, una tractomula que transportaba inmigrantes ilegalmente, fue hallada parqueada detrás del supermercado Walmart en San Antonio, Texas  con ocho personas muertas en el interior del remolque. Los reportes decían que más de una decena de sobrevivientes fueron trasladados al hospital, de los cuales dos más murieron el lunes.

Las autoridades aún no saben con exactitud cuántos inmigrantes ingresaron ilegalmente a los Estados Unidos dentro del contenedor, ya que basados en los videos de las cámaras de seguridad del parqueadero, muchos de los pasajeros fueron recogidos en camionetas antes de que la policía de San Antonio fuera alertada. Sigue leyendo “Lata de Sardinas”

Críticas Destructivas

Criticas Destructivas

La semana pasada me reí a carcajadas leyendo las declaraciones de Rigoberto Urán, luego de ganar la etapa más emocionante y accidentada del Tour de Francia. Lo fascinante de sus declaraciones desparpajadas y llenas de humor es que, con éstas, el escarabajo antioqueño encontró el mejor antídoto para combatir los ataques ponzoñosos de los críticos.

Como el mismo Urán lo dijo en una entrevista seguida a su triunfo el pasado 9 de julio, “El quipo sabía que estaba bien, que había entrenado. Pero en este mundo cuando uno tiene dos años malos ya te quieren retirar“. Esta indirecta da en el blanco de la prensa colombiana deportiva la cual no se cansa de juzgar sin misericordia cuando el triunfo es esquivo. Sigue leyendo “Críticas Destructivas”

El Honor de los Escarabajos

cafe de col.

Empezó el Tour de Francia 2017 y con éste la fiebre que contagia a nuevos aficionados de este deporte alrededor del mundo. Tal será su efecto que hasta esta humilde escritora compró una bicicleta nueva y empezó a montar el domingo pasado. Claro está, no es una de competencia sino una bicicleta de playa para que no me duela la espalda.

Antes de salir a pedalear llevé mi bicicleta nueva a que le calibraran los frenos y estando allí, tuve una experiencia que me llenó de orgullo patrio. El muchacho que me atendió identificó mi acento hispano y me preguntó que de dónde era. Cuando le dije que era colombiana se le abrieron los ojos y con un gesto de respeto me dijo: “Uy! Tenemos que meterte a uno de nuestros equipos porque con seguridad ganas!

Sin poder contender la risa le agradecí el comentario. Le expliqué que mis piernas no me daban para montar más de ocho kilómetros en mi conjunto residencial, y eso, a paso de paseo. Después me nombró a Nairoman y resaltó que varios de los 22 equipos que compiten en el Tour de Francia este año tienen un colombiano dentro de sus filas. Sigue leyendo “El Honor de los Escarabajos”