Locura consciente

accident-crash-debris-155901

El jueves 17 de enero, a las a las 9:30 de la mañana, un experto en explosivos del Eln voló en pedazos los sueños de vida de 20 cadetes que escogieron servir con devoción a nuestra patria en lugar de una vida civil.

Ver los rostros de estos jóvenes en un especial de El Tiempo el domingo, me revolcó el alma. El único consuelo en medio de la indignación y tristeza es saber, con certeza, que el perpetrador material de los hechos–a quien no voy a nombrar para mantenerlo en el olvido–voló en millones de átomos evitando que su calaña se siga reproduciendo.

Luego de conocer la noticia del carro bomba por medio de una llamada que me hizo mi mamá, me senté a leer las páginas de los medios de comunicación colombianos buscando con ansias la respuesta a la pregunta, ¿fue éste un ataque suicida? Sigue leyendo “Locura consciente”

Con la candela no se juega

blur-bokeh-celebration-1272347

Dos de las cosas que todavía me desconciertan de la vida en Estados Unidos son: primero, que los motociclistas no están obligados a utilizar el casco, y segundo, la venta indiscriminada de pólvora para las celebraciones de fin de año y 4 de julio, Día de la Independencia.

Durante diciembre y julio, las áreas más transitadas de la ciudad comienzan a exhibir carpas abarrotadas de juegos pirotécnicos para todos los presupuestos. Hasta las entradas de los supermercados reciben a los clientes con estantes repletos de chispitas, totes, voladores y volcanes al alcance del consumidor.

En comparación, Colombia continúa con los esfuerzos fijados desde diciembre de 1995 para minimizar el uso de la pólvora en todo el territorio nacional. Por medio de la resolución del Ministerio de Salud, se prohibió la fabricación de pólvora explosiva o detonante y la venta a menores de edad y personas en estado de embriaguez. Sigue leyendo “Con la candela no se juega”