Lo que significa una bandera

IMG_1194

El pasado 4 de julio fue una fiesta que dejó un recuerdo muy especial en mi memoria. No solo porque casi les causo a mis perros una sobredosis con histamina para relajarlos durante los juegos pirotécnicos del fin de semana, sino porque viví una ola de patriotismo que hace muchos años no se sentía.

En nuestra comunidad, las casas, los carros de golf y hasta los perros se vistieron de rojo, azul y blanco. ¡Tal sería el amor por la bandera que vi a un vecino vestido con una trusa de pies a cabeza en pleno rayo de sol de mediodía! Seguir leyendo “Lo que significa una bandera”

Huelga de Hambre

IMG_0470

El fin de semana mi hijo y yo visitamos a una de mis mejores amigas en Orlando. Regresamos hacia las 6 p.m. y cuando entramos a la casa, mis bebés de cuatro patas–Rusty y Sasha–se enloquecieron y nos lamieron como si fuéramos dulces de carne. A los pocos minutos, Rusty me guió hacia su tazón de comida queriendo mostrarme algo.

Cuando manejaba camino a Jacksonville, mi niñero canino me contó por teléfono que Rusty no había querido desayunar, luego él había puesto su tazón en la cocina para prevenir que Sasha–la aspiradora–comiera doble. Inmediatamente supe lo que estaba pasando: cada vez que viajo por más de un día, Rusty empieza una huelga de hambre para mostrar su inconformidad. Seguir leyendo “Huelga de Hambre”

¡Qué Viaje!

IMG_0209Mis perritos Rusty y Sasha tuvieron “el viaje de su vida” el jueves pasado. Debido a que los perros se estresan mucho durante las limpiezas de los dientes es necesario anestesiarlos, y la verdad yo no los culpo. Cuando yo voy al dentista, siempre pido el gas relajante—o gas de la risa que llaman en Estados Unidos—porque de lo contrario ¡yo también mordería a la higienista! Seguir leyendo “¡Qué Viaje!”

Los Perros no son Juguetes

El 4 de noviembre, leí una historia en Twitter sobre una cachorrita que fue rescatada después de haber sido arrojada de un carro en movimiento en una autopista.

Ojalá pudiera conocer al engendro que hizo eso, para arrojarlo en el cráter de un volcán en erupción.

Aunque esta historia es inusual, los sitios de rescate de mascotas en todo Estados Unidos están llenos de perros que han sido abandonados por sus dueños cuando se mudan de casa. No puedo evitar preguntarme, ¿de qué están hechas estas personas?

Piensen en esta escena: usted está empacando cajas y su perro lo mira con sospechas de que algo está pasando. La casa queda vacía luego de que la compañía de mudanzas recoge todos los muebles. Su perro camina detrás y lo sigue a menos de un  centímetro de distancia. Luego, le pone el collar para salir a caminar, y como él confía a ciegas en usted, bate la cola de la emoción. Sin embargo, el paseo dura solo un minuto pues es hacia el patio donde lo amarra en la cerca o alrededor de un árbol. Luego, su amigo fiel lo ve entrar en la casa y cerrar la puerta sin mirar hacia atrás. Seguir leyendo “Los Perros no son Juguetes”

Especial Significa Diferente

Por años, llevar a mis perritos al veterinario ha sido como arriar vacas–mis dos perros en una mano y mi hijo en la otra, todos halando en direcciones opuestas.

Una vez dentro del establecimiento, siempre tengo que asegurarme de no perder un dedo en el torniquete de las correas y aclararle a mi hijo cuando mete la mano en un tarro decorado con huellitas de perros: “Mi amor, esas galletas son para los perritos, no para los niños“. Seguir leyendo “Especial Significa Diferente”

¡Perro Cambio!

El pasado fin de semana fue el puente más lluvioso de todo el año. Mis pobres perritos, Rusty y Sasha, me miraron fijamente por cuatro días con la esperanza de que volviéramos a nuestras caminatas de la tarde. Cada vez que me veían ponerme los tenis, empezaban a batir la cola.

Pero su entusiasmo se desvanecía, cuando se daban cuenta que la única que iba a caminar era yo, en la trotadora. Podía escucharlos renegar entre las muelas: “¿Por qué le gustará caminar en ese aparato? ¡No hay nada que oler!Seguir leyendo “¡Perro Cambio!”

Perrito Regañado

La semana pasada fue la más caliente de mi vida. No porque haya tenido una aventura con mi esposo en algún lugar exótico del mundo, sino porque en realidad fue la semana más caliente en los registros históricos de Jacksonville.

Llevo viviendo casi ocho años en esta ciudad y nunca antes había visto el marcador de la temperatura de mi carro alcanzar los 110 grados Fahrenheit (43.3 grados centígrados) Cómo sería el calor, que cuando me sumergí en la piscina de la comunidad, no sentí refresco sino ardor, pues el agua estaba tan caliente que parecía una sopa recién servida. Seguir leyendo “Perrito Regañado”

La Garra de Sasha

A Rusty y Sasha, mis hijos perrunos, les fascina marcar su territorio cuantas veces sea posible cuando salen de la casa. Rusty levanta la pata mil veces y pretende mojar postes y árboles así no le salga ni una gotica. Aunque Sasha es hembra, también le fascina acurrucarse y dejar su esencia por doquier. Nunca me había percatado de ese rasgo de su personalidad, pues pensé que era cosa de la edad. ¡Carajo, yo voy al baño por lo menos 30 veces al día! Seguir leyendo “La Garra de Sasha”

Trasquilada

Rusty, mi perro gozque -mezcla de Shiba-Inu y Terrier- tiene pelo corto pero muy tupido por lo cual, tengo que afeitarlo todos los años por esta época cuando la temperatura empieza a subir. De lo contrario, mi pobre animalito viviría sudando igual que un esquimal en una plaza de mercado de tierra caliente al medio día. A pesar de sentir la frescura, Rusty siempre regresa a la casa con una actitud de rebeldía. El miércoles pasado entendí por qué. Seguir leyendo “Trasquilada”

“¡Esta perra desgraciada…!”

La semana pasada, Sasha, my perrita rescatada que es una mezcla de Beagle y Labrador, tuvo Sistitis. Así es, a las perras también les da Sistitis como a las mujeres. La diferencia es que nosotras podemos identificar los síntomas y tomar remedios para calmar el dolor. Las perras, por el contrario, tienen que confiar en sus amos y esperar que estos identifiquen las señales para que las lleven al veterinario y recibir el tratamiento adecuado. Seguir leyendo ““¡Esta perra desgraciada…!””