Añejada a la perfección

res_1591574536255

La semana pasada por fin cumplí 40 años. Lo digo de esta manera porque soy la menor del grupo de mis  mejores amigas y, aunque no lo crean, ¡hace rato quería subirme al cuarto piso!

Hablando en serio, mi edad mental ha sido 40 por muchos años. La vida que Dios me dio ha sido todo menos aburrida y cada año ha contado el doble.

Tuve el privilegio de celebrar en casa con mi adorado esposo, hijo, mamá, una prima y el resto de mi familia en Colombia por medio de una conferencia en Zoom. Cantamos el Happy Birthday, comimos torta y lloramos recordando el día de mi nacimiento.

Llegué al mundo el séptimo día de junio. Fui criada por mi Mamá, una joven de 23 años, mi Abuelita, quien tenía 46, dos tías de 19 y 14 años, y tres tíos, de 21, 16 y 11 años respectivamente–todos bajo el mismo techo.

Aprendí sus gustos en música, series de televisión y películas de los años 80. Me enseñaron a bailar con la Billo’s Caracas Boys, entre otras orquestas, y a jugar deportes. En otras palabras, vi el mundo a través de sus ojos y aprendí los valores de amabilidad y honestidad que siempre han regido mi vida.

Con el paso de los años sentí fascinación por las historias de las personas mayores y casi siempre me podían encontrar charlando con los tíos o los papás de mis amigas. Por esta razón me han dicho que tengo un alma vieja.

Cumplir 40 años ha sido un hito. Fue el momento para hacer una pausa y reflexionar sobre mi vida. También fue el momento para revivir los triunfos y aceptar las derrotas. Pero sobre todo, para escoger los sueños que aún vale la pena perseguir y aquellos que debo modificar o simplemente olvidar.

Aunque debo confesar que podría vivir sin los dolores incipientes de artritis, alergias a ciertos alimentos y las canas–¡especialmente en las cejas!–me encanta tener 40 años.

Tengo la total certeza de quién y qué quiero en mi vida. Atesoro a mis amigas, a quienes conozco por más de la mitad de mi vida. Además, soy capaz de hablar con convicción para defender mis ideas, pero también he aprendido a callar y a escuchar a los demás.

Mis seres amados me regalaron tarjetas conmovedoras y chistosas, pero la de mi Mamá tocó un acorde profundo. Mi parte favorita dice: “Has crecido para convertirte en una mujer que ríe con frecuencia, se preocupa por los demás y hace lo correcto“.

Sé que un hijo es perfecto ante los ojos de una madre. Sin embargo, el hecho de que mi Mamá, mi modelo de fortaleza, rectitud y compasión piense eso de mi, fue abrumador.

El banner de la decoración de mi cumpleaños decía “Añejada a la perfección“. El añejada me cae como un guante. ¿La perfección? Es el destino para mis siguientes 40 años y uno de los sueños que no quiero olvidar.

Gracias por leer y compartir.

Xiomara Spadafora


Aviso de responsabilidad: Las opiniones expresadas en este blog pertenecen a la autora y no son influenciadas por patrocinadores ni anunciantes. Mi Vida Gringa no es responsable por los comentarios de los lectores. Todos los derechos de reproducción total o parcial son reservados.

La voz de la Tierra

closeup photo of brown and gray cicada on twig
Photo by Egor Kamelev on Pexels.com

Las últimas dos semanas no quise escribir. Mi musa me abandonó, pero algún día regresará. Eso espero. Mientras tanto, estoy disfrutando la pausa y escuchando la voz de nuestro planeta.

La Tierra está hablando. El agua de los océanos se ha desmanchado y los delfines nadan y saltan libres como en la bahía de El Rodadero de Santa Marta. El canto de las aves, antes silencioso, se escucha en los icónicos parques de Nueva York y Madrid. Y el firmamento brilla con millones de estrellas, que para mí, antes eran invisibles.

Pensando en la voz de la Tierra, recordé un cuento que escribí en septiembre de 2018. El título es “La voz de la chicharra” y con este participé en el quinto concurso de cuentos de la revista La Nota Latina de Miami y gané el segundo puesto. No lo había publicado porque es parte de una antología en la que estoy trabajando desde hace un tiempo.

Lo escribí luego de enamorarme de los paisajes del Piedemonte Llanero al visitar las plantaciones de arroz de uno de mis tíos en Nunchía, municipio de Casanare. Espero les guste y compartan con sus amigos este pequeño homenaje a ese grandioso rincón de Colombia.

LA VOZ DE LA CHICHARRA

Sigue leyendo “La voz de la Tierra”

El reto del tele-trabajo

turned on laptop on bed
Photo by Daria Shevtsova on Pexels.com

La vida diaria ha cambiado rápida y dramáticamente alrededor del mundo debido a la pandemia del coronavirus Covid-19, y las economías del planeta laboran frenéticamente por controlar la devastación financiera que se pronostica.

Debido a esto, el tele-trabajo es la herramienta de emergencia que compañías, grandes y pequeñas, están utilizando para mantener a su capital humano empleado y sus productos y servicios en el mercado.

Sin embargo, a medida que más personas estamos atados a nuestros computadores portátiles y celulares, existen ciertas cosas que debemos tener en cuenta. El diario británico Daily Mail publicó un artículo el pasado jueves sobre lo negativo de trabajar desde la casa: el hábito de trabajar desde la cama. Sigue leyendo “El reto del tele-trabajo”

La naturaleza del miedo

lion head
Photo by Jakob on Pexels.com

Para escuchar el podcast de este blog, pulse aquí

La semana pasada es una que se quedará en mi memoria por muchos años. No solo por el crecimiento exponencial de casos del coronavirus Covid-19 alrededor del mundo, ni por el cierre de fronteras para contener la propagación del virus.

Sino por la respuesta irracional de millones de personas frente a esta amenaza global: comprar papel higiénico.

Las fotos de estantes vacíos y los videos de filas interminables de personas que se salen de los supermercados, no son ajenas. De lo contrario. Me recuerdan la época de huracanes en la Florida, estado en el cual resido.

Sin embargo, en los quince años que llevo viviendo en los Estados Unidos, jamás había escuchado que el papel higiénico fuera uno de los elementos no perecederos que estuviera agotado. ¡Mucho menos que las personas se estuvieran agarrando a los puños por hacerse a un paquete de seis rollos! Sigue leyendo “La naturaleza del miedo”

El misterio del año bisiesto

birthday wallpaper
Photo by Ylanite Koppens on Pexels.com

Pulse aquí si prefiere escuchar el podcast de este blog.

En medio del bombardeo mediático del coronavirus que para ser franca, me tiene hasta la coronilla, me dediqué a leer sobre el misticismo del año bisiesto.

Debido a que al planeta Tierra le toma en realidad 365.25 días darle la vuelta al sol, cada cuatro años el mes de febrero tiene un día más.

En otras palabras el 29 de febrero es la “ñapa” del calendario y nacer un día como éste, sin lugar a dudas, es especial.

Según el canal de televisión History Channel, solamente cinco millones de personas en el mundo han nacido en este día. Esto equivale a 1 de cada 1.461 bebés.

Sigue leyendo “El misterio del año bisiesto”

El Coronavirus no cede

two test tubes
Photo by Martin Lopez on Pexels.com

Nota: Este blog fue actualizado el 24 de febrero para mostrar el incremento de los casos en una semana.


A medida que el Coronavirus–recientemente bautizado COVID-19–mantiene a China apretada en su puño, las cifras publicadas por la Organización Mundial de la Salud continúan siendo alarmantes.

Sin embargo, cabe destacar que las autoridades chinas cambiaron los criterios para reportar casos. Desde la semana pasada, están incluidos los pacientes que exhiben los síntomas (fiebre, tos y dificultad para respirar) pero no han sido administrados la prueba de laboratorio o resultaron negativos en éstas.

Miremos estos reportes de la OMS. Para leer el reporte diario pulse aquí. Sigue leyendo “El Coronavirus no cede”

¡Que no cunda el pánico!

chinese guardian lions
Photo by Magda Ehlers on Pexels.com

Anoche, al tiempo que leía un artículo sobre el coronavirus (designado 2019-nCoV) que tiene al mundo en ascuas, me deleité con un plato de costillitas agridulces y arroz chino. Una irónica coincidencia.

La publicación médica JAMA (The Journal of the American Medical Association) dedicó dos artículos en su última edición para explicar la situación de la epidemia.

Uno de éstos se enfoca en el “cordón sanitario”, la medida de salud pública implementada sin precedentes por el gobierno chino el 23 de enero, la cual restringió todo el transporte–terrestre, aéreo y marítimo–hacia y desde la ciudad Wuhan, en la que viven 11 millones de personas, y otras 15 ciudades de la provincia Hubei. Sigue leyendo “¡Que no cunda el pánico!”

En algún lugar del Río Magdalena

Rio Magdalena
Foto: CardCow.com

El viernes pasado me reuní con los jurados del concurso de escritura creativa que he patrocinado durante tres años en la escuela primaria a la que asiste mi hijo. En el grupo de los cuentos de cuarto grado había uno escrito a mano, en hojas rayadas y en tinta azul. El título era “Carito“.

Inmediatamente recordé la canción de Carlos Vives y pensé: “Apuesto que tiene que ver con Colombia“. No me equivoqué. Sigue leyendo “En algún lugar del Río Magdalena”

Cuando estés de barro hasta el cuello

green leafy plant starting to grow on beige racks
Photo by freestocks.org on Pexels.com

Hace dos días me compartieron el video de un discurso presentado por el Almirante de la Fuerza Naval Estadounidense, William H. McRaven, en la Universidad de Texas durante la ceremonia de graduación de 2014. El título del discurso traduce “Cambiar el mundo”.

Más allá del liderazgo que su uniforme blanco y las medallas en su pecho reflejan, lo que conmovió al público ese día y continúa cautivando audiencias por YouTube, son sus palabras y la esencia de su mensaje. Esta es mi parte favorita:

Si hay algo que he aprendido durante mis viajes por el mundo es el poder de la esperanza. El poder de una persona, un Washington, un Lincoln, King, Mandela, e incluso una jovencita de Pakistán, Malala. Una persona puede cambiar el mundo dándole esperanza a las personas. Así que, si quieres cambiar el mundo, empieza a cantar cuando estés de barro hasta el cuello“. (Ver el video completo) Sigue leyendo “Cuando estés de barro hasta el cuello”

La estrategia del Black Friday

 

clothes on sale
Photo by Artem Beliaikin on Pexels.com

Por primera vez en varios años de mi vida en Estados Unidos, no tuve que cocinar para la tradicional cena de Thanksgiving o Acción de Gracias ya que nos fuimos para Tallahasse, capital de la Florida. La hija de mi esposo tuvo que trabajar en la preparación del fin de semana del Black Friday–viernes negro en español–del almacén de zapatos donde trabaja para ayudarse con sus gastos de universidad.

El Black Friday es el monumento a la sociedad de consumo. Millones de personas se vuelcan a las calles a comprar cosas que muchas veces ni siquiera necesitan. Manipulados por tácticas de venta deshonestas, algunos compradores se convierten en bárbaros dispuestos a empujar, morder, o aruñar para apoderarse de un televisor.

Por mi parte, yo no salgo a comprar ni una aguja. No solo porque no me gustan los tumultos, sino porque hace mucho tiempo me di cuenta del juego de la publicidad engañosa. Sigue leyendo “La estrategia del Black Friday”