Sentido común

horses running on grass field towards trees
Photo by Konevi on Pexels.com

El jueves 22 de agosto leí un artículo en el periódico El Tiempo acerca del gobernador de Casanare, Josué Alirio Barrera, quien aseguró que tiene la administración de su departamento libre de deuda pública.

Según el gobernador, la deuda con el Banco Agrario de Colombia ascendía a 124 mil millones de pesos, de los cuales más de 18 mil eran intereses. El artículo adjuntó una certificación de la entidad expedida el 5 de agosto de 2019 en Bogotá. (Ver artículo)

Tengo que confesar que entre tanto tire y afloje político y los constantes escándalos de corrupción en Colombia y en Estados Unidos, es refrescante leer sobre un gobernante que haya logrado una tarea pocas veces vista en administración pública.

El gobernador Barrera dice que logró el equilibrio fiscal aplicando el sentido común del campo y siguiendo el dicho de su padre, “el que paga lo que debe sabe lo que tiene”.

Barrera tiene una hoja de vida muy diferente a la de los políticos tradicionales. Es un finquero amante del arte de amansar caballos y del coleo, quien no terminó el bachillerato ni mucho menos cultivó una lista de favores en los círculos políticos. Eso es precisamente lo que sus opositores han criticado.

Barrera se defiende diciendo que la inversión de su administración fue terminar las obras que los anteriores gobiernos dejaron a medias y resolver las cuentas pendientes de compensaciones ambientales que llevaban acumulando intereses desde 1999.

Entonces, ¿qué tipo de gobernante es mejor? Aquel con una pared llena de diplomas que gasta sin control o aquel que ahorra y aplica sentido común a la administración pública?

El próximo 27 de octubre, los colombianos elegirán 32 gobernadores, 1.101 alcaldes, 12.063 concejales, 418 diputados y 6.814 ediles. Los ganadores de las contiendas electorales se posesionarán el 1 de enero de 2020 y pondrán en marcha sus planes de gobierno si es que prepararon uno.

En mi opinión la democracia es un espejismo, pero aún así salgo a votar. No por moda ni por sentimiento. Voto por el contenido de las propuestas, las cuales leo ignorando las recomendaciones de expertos políticos en los programas de opinión. De esta manera, cuando mis candidatos me defraudan, por lo menos no me siento como un borrego arrastrado.

Posdata: Como habrán visto por televisión o en redes sociales la población de la Florida está en pánico debido al huracán Dorian. La histeria apocalíptica, alimentada por los reportes prematuros de los medios de comunicación, ha convertido las calles y los supermercados en lugares más peligrosos que la misma ruta del huracán.

Mi esposo y yo también aplicamos sentido común a estas emergencias. Seguimos las instrucciones de las autoridades en lugar de las de los canales metereológicos sensacionalistas como The Weather Channel, el cual es famoso por exagerar y hasta recrear imágenes fraudulentas para generar raiting.

Según el último reporte oficial del National Hurricane Center emitido a las 5:00 p.m., aunque el huracán continúa su paso hacia las Bahamas con vientos sostenidos de 250 km por hora, los modelos aún no pueden predecir su rumbo con exactitud.

Gracias por leer y compartir.

Xiomara Spadafora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s