La Presión de la Vida

blood-pressure-pressure-gauge-medical-the-test

El pasado lunes 13 de noviembre las autoridades de salud cardiovascular de Estados Unidos presentaron la nueva guía para la prevención, detección, evaluación y mantenimiento de la hipertensión (2017 American College of Cardiology (ACC)/American Heart Association (AHA) Guideline for the Prevention, Detection, Evaluation and Management of High Blood Pressure).

Los nuevos parámetros para el diagnóstico de la hipertensión, elevaron automáticamente, la cifra de estadounidenses no diagnosticados con esta silenciosa enfermedad a más de 100 millones. Las categorías quedaron definidas de la siguiente manera:

Presión Normal: menor de 120 sistólica y menor de 80 diastólica.

Presión Elevada: 120 a 129 sistólica y menor de 80 diastólica.

Hipertensión: 130 a 139 sistólica u 80 a 89 diastólica.

chart1

Actualmente el nivel de Colombia se encuentra a la par de la Organización Mundial de la Salud, con la presión sistólica por encima de 140 y la diastólica de 90. Sin embargo, a la luz de las nuevas directrices estadounidenses, la nueva ola podría llegar a América Latina muy pronto.

Si bien es cierto que las organizaciones de salud dedican sus esfuerzos de investigación para extender la expectativa y calidad de vida de la raza humana, cambios drásticos como el del nuevo nivel de diagnóstico de la hipertensión, generan serias incógnitas debido al impacto en los sistemas de salud de un país.

Con la reducción de 10 puntos en la clasificación normal, las compañías farmacéuticas en Estados Unidos contarán con más de cuatro millones de nuevos pacientes que requerirán tratamiento para controlar el riesgo de la hipertensión.

Por ejemplo, en 2004 las mismas organizaciones, ACC y AHA, redujeron el nivel de colesterol normal de 130 a 100 aumentando la “clientela” de los fabricantes de estatinas en 8 millones, y eso, solo en los Estados Unidos.

Otro factor que suscita discusión es el origen de las iniciativas y los estudios realizados para argumentar y respaldar los cambios en políticas de salud. Casi siempre, éstos están financiados por las mismas compañías beneficiadas por los resultados: las farmacéuticas.

Todo lo que tiene que ver con este tema lo tomo muy en serio, ya que he vivido muy de cerca los efectos de las enfermedades cardiovasculares. Por el lado de mi abuela materna, he sido testigo de la amenaza constante de la hipertensión desde que ella fue diagnosticada cuando tenía solo 42 años. Y con mi esposo, quien sobrevivió un infarto masivo en diciembre de 2010 cuando yo tenía cinco meses de embarazo.

El día que una enfermedad cardiovascular entra por la puerta de la casa, la vida cambia para siempre. Entre chiste y chanza, aunque extraño mi vida en Colombia, le doy a gracias a Dios por estar lejos de los chicharrones y demás delicias gastronómicas por las que mi marido se muere.

Mi esposo y yo procuramos llevar un estilo de vida saludable para darle ejemplo a nuestro hijo de seis años. Sin embargo, mantenerse al ritmo de la moda dietética de estos tiempos es tanto imposible como costoso.

Cada temporada sale un nuevo “súper alimento” el cual es promocionado como la cura de todos los males, pero un mes después, sale algún estudio desmintiendo las maravillas publicitadas inicialmente.

En mi opinión, todo en exceso es perjudicial. Una figura esbelta y una vida sana necesita ante todo equilibrio, no solo en la alimentación sino en el estilo de vida en general.

Las dietas extremas que eliminan alimentos necesarios para el funcionamiento del cuerpo, como azúcares y grasas naturales, terminan produciendo efectos adversos. De igual forma, las dietas ricas en “pecaditos” dulces o salados, y alimentos y bebidas procesadas, son la receta perfecta para convertirse en miembro privilegiado de la clientela de las farmacéuticas.

Como dice el dicho, “barriga llena, corazón contento”, siempre y cuando se llene de alimentos buenos.

Gracias por leer y compartir.

Xiomara Spadafora

Esta columna fue patrocinada por Zellner Insurance Agency. Muchas cosas en la vida no tienen seguro. Para todo lo demás, llama a Zellner (888) 208-8119

 

Ni la oración se salva de la crítica

La oración es un pecado

El domingo pasado varias familias se vistieron de luto en Sutherland Springs, Texas. El “psicópata del mes” en Estados Unidos, abrió fuego indiscriminadamente en la iglesia First Baptist Church, dictándole una sentencia a muerte a los casi 50 feligreses que asitían al servicio. 26 personas murieron y más de 20 resultaron heridas.

Los detalles que han salido a la luz desde el lunes, han puesto a la Fuerza Aérea y al Departamento de Defensa estadounidenses bajo el lente del microscopio, debido a la aparente negligencia en el manejo del récord de violencia del asesino mientras estaba en sus filas. Seguir leyendo “Ni la oración se salva de la crítica”

Candidatos de Horror

Semana de Horror

Hasta el momento, mi semana parece una película de terror. Además del Día de las Brujas del pasado martes, a uno de mis perritos lo poseyó un espíritu chocarrero como los del Chavo del Ocho, le dio la chiripiolca dentro de la jaula y se cortó la boca mordiendo el plástico de la puerta. ¿Cómo no me iba a espantar la cuenta del veterinario por $400 dólares?

Sin embargo, el peor susto me lo llevé ayer al ver en CNN en Español al vocero de las FARC–perdón, ahora conocidas como la Farc: Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común–anunciar a Rodrigo Londoño, alias Timochenko, como su candidato a la presidencia de Colombia para las elecciones de 2018. Seguir leyendo “Candidatos de Horror”

El que tiene plata…

El Abogado del Diablo

El escándalo de acoso sexual que ha sacudido a Hollywood durante las pasadas dos semanas, y que al parecer no tiene fin, me hizo recordar la última escena de la película El Abogado de Diablo, en la cual Al Pacino–personificando magistralmente al Diablo–confiesa que la vanidad es su pecado favorito.

Conocida como la madre de todos los vicios, la vanidad es la verdadera protagonista del escándalo de Harvey Weinstein y la práctica conocida en el medio del entretenimiento como el “Casting de Sofá”. Seguir leyendo “El que tiene plata…”

El Rinconcito

El Rinconcito, Moniquira, Boyaca, Colombia
El Rinconcito en la actualidad. Moniquirá, Boyacá.

Para mi abuela, Alejandrina. 

El 12 de abril, hace un poco más de 100 años, nació un pariente lejano de Don Miguel de Cervantes en la región más dulce de Colombia. Pacífico Saavedra, o el Pato Saavedra como le llamaban en el pueblo, era un hombre dicharachero y emprendedor a quien le encantaba tocar el tiple y cantar.

Pacífico era amigo de los hermanos Acosta, un par de jóvenes con quienes daba serenatas para arreglar matrimonios y enamorar muchachas. Aníbal tocaba la guitarra, era aventurero y quería ser militar.

Pedro León tocaba la bandola, era carismático y con solo 28 años, ya había sido alcalde de un municipio llamado Santana. Tenía una mirada consentida y se robaba el cariño de la gente con una sonrisa, especialmente el de su hermana Alejandrina. Seguir leyendo “El Rinconcito”

El Fútbol: La pasión que nos une

Soccer Football - 2018 World Cup Qualifiers - Peru v Colombia - Nacional Stadium, Lima
Periódico EL TIEMPO

La última jornada de las eliminatorias a la Copa FIFA Rusia 2018 de ayer mantuvo a los hinchas de las selecciones de Colombia, Argentina, Perú y Chile al borde de un infarto. Con calculadora en una mano y una estampita del Divino Niño en la otra, los colombianos–incluida esta humilde servidora–vimos las cábalas para la clasificación tan complicadas, que como dice el dicho popular, era más fácil cuadrar cien monos para una foto.

La pasión que el fútbol produce en los hinchas de Suramérica es indescriptible. Como lo caracterizaron varios medios deportivos británicos y españoles, la Conmebol es una de las federaciones más competidas del mundo, ya que la mayoría de los equipos están al mismo nivel. Esto garantiza, cada cuatro años, un nivel de drama hasta el final. Seguir leyendo “El Fútbol: La pasión que nos une”

Un Derecho en la Mira

Un derecho en la mira

Uno de los aspectos de la vida estadounidense que más sorprende a las personas que emigramos a este país–en especial aquellas que venimos de países con historia de conflicto armado–es el fácil acceso a armas de fuego y el derecho constitucional de los ciudadanos para comprarlas y portarlas.

Cuando conocí a mi esposo, su hijo mayor tenía 13 años y éste ya sabía cómo disparar y descargar un revólver. Cuando me enteré de esto quedé desconcertada. Sin embargo, mi esposo me explicó que había llevado a su hijo a un campo de tiro al blanco, más como un mecanismo de supervivencia que como una afición. Seguir leyendo “Un Derecho en la Mira”

Cuando la Sangre Llama

FullSizeRender

El pasado miércoles, 20 de septiembre, me embarqué en una aventura a la que jamás me había atrevido por miedo a enloquecerme en el intento. Durante 15 horas de viaje por carretera, cinco adultos y dos niños recorrimos 900 millas (1.500 kilómetros) en una mini-van desde Jacksonville, Florida hasta Greenwood, Indiana.

El motivo del viaje fue un matrimonio y la reunión de la familia de mi esposo. La última vez que nos habíamos encontrado fue en septiembre de 2009 y desde entonces ocurrieron: un funeral, tres matrimonios y seis nacimientos.

En comparación con la mayoría de las familias colombianas, las cuales se reúnen con mucha frecuencia, unir una familia estadounidense es una tarea titánica. En el caso de la familia de mi esposo, hay miembros en cada rincón del país, desde California, Texas, Florida, Missouri, Indiana, Kentucky, Illinois y Ohio. Por esta razón, este tipo de encuentros son inolvidables. Seguir leyendo “Cuando la Sangre Llama”

Quitarse los años es bueno para la salud

Quitarse los años

La semana pasada la mayor de mis tias cumplió 63 años y cuando llamé a saludarla, lo primero que me dijo fue, “¡Todavía no puedo creer que tengo todos esos años!” y la verdad es que yo tampoco, porque esto también significa que yo estoy acercandome al cuarto piso.

Cuando tenía veinte años, recuerdo que me burlaba irónicamente de las mujeres y hombres que se quitaban los años. El afán de demostrar una edad que solo existía en su imaginación me parecía ridículo y deseperado. Sin embargo, al parecer este tipo de demencia selectiva, tiene un poderoso efecto sobre la expectativa de vida de un individuo. Seguir leyendo “Quitarse los años es bueno para la salud”

¿Existen Huracanes en Suramérica?

Hurrricane Irma
NBC 6 South Florida

Desde el lunes 4 de septiembre el nombre Irma saltó al estrellato. Considerado el huracán de categoría 5 más poderoso en la historia del Océano Atlántico Norte–registrando vientos sostenidos de 295 kilómetros por hora–Irma cruzó las islas del Caribe y el estado de la Florida como una aplanadora dejando destrucción y desolación.

Hasta ayer, el número de víctimas fatales ascendía a 55 y las secuelas del huracán contaban aproximadamente 15 millones de personas sin electricidad e incalculables daños materiales. Seguir leyendo “¿Existen Huracanes en Suramérica?”