Juventud Sin Oficio

Xiomara Spadafora 5-3-2017

Mi columna de la semana pasada sobre el peligroso juego Ballena Azul generó comentarios de todo tipo en Facebook. Sin embargo, la mayoría coincidían con que los niños y adolescentes más vulnerables de caer es este tipo de juegos de manipulación, son aquellos que se encuentran tanto sin la supervisión de sus padres, como sin nada qué hacer.

Ademas de las opiniones de mis lectores, la semana pasada leí dos noticias que me sirvieron para entender a distancia lo que está ocurriendo en Colombia. La primera, fue la perturbadora decisión de la Corte Constitucional de aprobar las cirugías plásticas electivas de carácter estético a menores de 18 años. La segunda, la polémica que desató la crítica de Nairo Quintana hacia las directivas de la Federación de Ciclismo en una rueda de prensa el pasado 20 de abril.

Con respecto a la legalización de cirugías estéticas desde los 14 años, la Corte Constitucional le abrió la puerta a un nuevo enemigo de la autoestima de muchos adolescentes, pero lo disfrazó con la máscara del derecho al libre desarrollo de la personalidad.

Los cirujanos plásticos, pediatras y psiquiatras infantiles que honran su juramento Hipocrático, advierten sobre los riesgos que los cambios anatómicos innecesarios pueden causar en individuos que no han alcanzado su pleno desarrollo fisiológico.

No obstante, como dice el dicho, “De todo se ve en la viña del Señor“. Existen cirujanos inescrupulosos que con seguridad están afilando sus bisturíes e imprimiendo resmas de autorizaciones, pues saben que hay padres que prefieren convertir a sus hijas en Yayitas con una firma en lugar de ayudarlas a aceptar y valorar su imagen.

Pasando al tema de Nairo Quintana, el “escarabajo” boyacense puso el dedo en la llaga del tráfico de influencias y malos manejos dentro de la Federación de Ciclismo, los cuales según su experiencia, se han tapado con curitas por décadas.

Lo más triste es que ésto no solo ocurre en el ciclismo sino en la mayoría de los deportes en Colombia. Las ligas departamentales y de alcaldías se reducen o desaparecen del mapa, ya que la corrupción desvía los recursos y patrocinios haciéndole trampa a millones de jóvenes.

Entonces, ¿a qué adolescente le puede interesar retarse a practicar un deporte de alto nivel como el ciclismo, si la Federación no tiene plata para despinchar llantas ni comprarles caramañolas?

Las comparaciones son insulsas pero hay una que creo vale la pena. Aunque la sociedad norteamericana tiene problemas de drogadicción, obesidad y falta de valores en la adolescencia, los Estados Unidos promueven con intensidad la cultura de hacer deporte para mantener a los niños y niñas ocupados y cansados.

Desde los seis años existen espacios de competencia de fútbol, béisbol, baloncesto y natación y los organizadores–religiosos o laicos–dividen el calendario anual por temporadas para que las actividades no se crucen y los niños puedan hacerlos todos.

Es un negocio muy lucrativo, es cierto. Pero sea como sea la oferta existe y mantiene a los adolescentes concentrados en algo más que la vanidad y el narcisismo. En los 12 años que llevo viviendo en Estados Unidos, jamás he escuchado a las hijas de nuestros amigos pedir la instalación de un par de flotadores o una lipo-escultura a los 15 años.

Cuando era niña y mi Abuelita me encontraba haciendo pereza me preguntaba, “¿Qué estás haciendo ahí sin oficio?” y me mandaba a leer un libro, jugar en el patio o barrer el garaje. Esta juventud confundida y deprimida lo que necesita es hacer oficio.

Gracias por leer y compartir.

Xiomara Spadafora

Esta columna fue patrocinada por Zellner Insurance Agency. Muchas cosas en la vida no tienen seguro. Para todo lo demás, llame a Zellner (888) 208-8119

13 comentarios en “Juventud Sin Oficio

  1. Anónimo

    No sé promueve la aceptación si no la apariencia,estoy de acuerdo con Tigo,una juventud vaga sin metas para su futuro pues lo que se escucha de sus conversaciones no es nada alargador,te felicito por tu columna.

    Le gusta a 1 persona

  2. Gustavo Chivará Pacheco

    Colombia fue diferente cuando le enseñabamos a nuestros hijos a trabajar sin descuidar el estudio, hoy en día lo que vemos es muchachos vagando por las calles haciendo maldades, esto sucede por la ley que aprobó el gobierno de prohibir el trabajo en los niños. Esta situación agravó el futuro de los menores 1. El gobierno con la situación de desempleo y las nuevas formas de emplear a las personas con miseros sueldos obligan a los niños a trabajar, 2. En la actualidad una madre obligatoriamente debe trabajar para apoyar al esposo, y quién cuida de los hijos? Estos y tantos otros problemas que tenemos en nuestro país se debe a que a Colombia no la gobiernan personas honradas y de carácter humanitario, si no personas que quieren llenar sus bolsillos y sus bancos con los bienes del estado. La delincuencia de cuello blanco.

    Le gusta a 1 persona

  3. Sandra

    Estoy totalmente en de acuerdo, juventud sin oficio, pero esta generacion de padres de hijos entre los 12 y 18
    Años deberiamos cuentionarnos mas, que estamos formando nos encontramos con pequeños burguecitos que creen que a todo tienen derecho, porque pensamos que “mis hijos tengan lo que yo no tuve” entonces les damos todos sin siquiera pedirlo, o mejor a un necestitarlo, “trabajo solo para ellos” por Dios padres que se parten el lomo para que sus hijos vallan a europa porque en el colegio tienen ese viaje y los pobres padres ni a melgar pueden ir, hijos que creen que son un estrato diferente a los padres, no recogen, no lavan un plato, porque pobrecitos ellos solo estan para estudiar, y ahora como
    Cereza de la
    Copa si no eres tan bella
    O tan guapo, eso lo podemos arreglar…… El mundo 🙃

    Le gusta a 1 persona

  4. Fannyk

    Gravisimo cirugías a niños. ..porque aún son niños no? O sea que tu hijo o hija coma sin control…no haga deporte. …y tranquilo te óperas y listo. …..y nuestro Nairo. ..nos deja admirados por valiente al atreverse a enfrentar las mafias. Gracias por sus reflexiones.

    Le gusta a 1 persona

    1. sesi

      En Colombia el culpable de este flagelo es le gobierno, con una calidad de estudio mediocre,padres de familia que se dedican a darle a sus hijos cosas materiales, enseñando los a que todo es fácil no les estamos dando calidad ,se nos olvidaron los sentimientos y valores,en esta sociedad tan vacía,

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s