Tolerancia es Sinónimo de Generosidad

Elecciones Colombia 2018

El lunes pasado me pasó algo inesperado. Estaba en la línea vehicular de pedidos de un restaurante de comida rápida ordenando un café y unas papitas fritas. Luego de hacer mi pedido, avancé en la fila y quedé detrás de un automóvil Mazda blanco esperando mi turno para pagar.

Mientras la conductora del carro recogía su comida, pidió otras cosas y se demoró más de lo que yo esperaba. Ofuscada me dije, “¡Eh, Pero le está comprando a toda la ciudad!“. Hasta me atreví a criticar su afiliación política por la calcomanía que tenía pegada en el guardabarros trasero.

Cuando llegué a la ventana y le pasé mi tarjeta de crédito a la cajera me respondió sonriendo: “La señora de adelante ya pagó“. Mientras ví el Mazda alejándose de mi hasta perderse en el tráfico, sentí algo indescriptible; una mezcla de sorpresa y verguenza que me conmovió hasta la lágrimas. Sin poder darle las gracias personalmente, le pedí a Dios que multiplicara su generosidad.

Más tarde recordé que hace más de un año había leído en Facebook sobre actos similares, pero en ese momento pensé que simplemente era una cadena de moda. No obstante, ya que me ocurrió en carne propia, me llevó a una profunda reflexión.

Teniendo en cuenta que Colombia está, como dice mi abuelita “en la pila del agua bendita” de las elecciones presidenciales, con la primera vuelta el próximo 27 de mayo, las visiones del futuro para el país se están calentando, pronosticando una batalla campal.

Sin embargo, créanlo o no, las campañas políticas en Colombia hasta el momento han sido mucho más honorables comparadas con las de Estados Unidos. Y espero que así continúen.

Los estrategas de campaña son un poderoso segmento de las industrias de la comunicación en EEUU y operan bajo el código “todo se vale”. En pocas palabras, actúan como detectives privados contratados por una pareja celosa quien sospecha un engaño.

En Colombia por el contrario, el juego de las campañas y sus propagandas se concentra en las acciones de los candidatos como servidores o figuras públicas manteniendo, por lo general, la vida privada y familiar de los aspirantes fuera del tablero.

Luego de vivir casi 18 meses de campaña por las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2016, puedo decirle a mis queridos lectores que se den por bien servidos, ya que la carrera contrareloj en Colombia dura menos de tres meses.

El agotamiento mental y emocional que ésta dejó, aún se respira en el ambiente a pesar de que ha pasado más de un año. Y la población estadounidense está más dividida que nunca, como el agua y el aceite dentro de una pipeta.

Solo me queda recomendarles algo que aprendí durante el pasado proceso electoral. Lean, vean y escuchen las noticias con un ojo más crítico para no caer en la manipulación informativa de los grandes medios.

No se necesita ser un periodista para darse cuenta del tono favorable o detractor entre las líneas de un artículo, por medio de los calificativos que utiliza para refererirse a un aspirante o sus propuestas.

También, revisen las fichas técnicas de los sondeos para entender la muestra de la población encuestada e indaguen qué medios o compañías las patrocinan para desmenuzar los resultados. Por ejemplo, ¿de qué sirve preguntarle a 100 personas alérgicas a la penicilina si aceptarían una inyección?

Por último, recuerden que quienes se tienen que pelear los votos son los candidatos, no los votantes. No podemos perder la humanidad poniéndole rótulos despectivos a la gente o disminuyendo su intelecto sea cual sea su opción de voto.

Tanto se habla de paz, y es en el respeto a la posición política del otro donde ésta comienza. Esta semana una mujer sin nombre y sin rostro, que votó por el candidato que a mi no me gustaba, me regaló una comida. La tolerancia es sinónimo de generosidad.

Gracias por leer y compartir. Disfruten el descanso de la Semana Santa.

Xiomara Spadafora

Esta columna fue patrocinada por Zellner Insurance Agency. Muchas cosas en la vida no tienen seguro. Para todo lo demás, llama a Zellner (888) 208-8119

 

 

7 Replies to “Tolerancia es Sinónimo de Generosidad”

  1. Columnas como esta nos enseñan que todo lo que vemos o sentimos no son siempre verdad. Un buen ejemplo de tolerancia y agradecimiento por un dia mas. Y con las elecciones que se avecinan, las cuales estan en un punto sin retorno por tantos problemas, tenemos que ser concientes y votar con el cerebro y dejar atras pasiones que solo dejan dolor y arrepentimientos. Felicitaciones!

    Le gusta a 1 persona

  2. Así es todo en la vida, no solo en la politica, cuestión de madurez y objetividad. Pero al ser humano, que se supone es un ser racional, parese le queda grande estar a la altura de las sircustancias. No somos capaces de discernir ( la gran mayoría) y nos dejamos manipular por los candidatos, que claro tienen todo un equipo de expertos quienes saben aprobechar nuestra negligencia, por decirlo de alguna manera.
    En fin, nos dejamos trabajar la mente.
    Terminamos siendo, una manada de borregos, que bamos justo, donde el pastor quiere que estemos

    Le gusta a 1 persona

  3. Me gustó artículo esta Lo cierto aquí cada uno vote por él que mejor le guste pero que nos dividamos entre quien es mas malo o bueno finalmente cada uno tiene de las dos pero importante salgamos y votemos

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s