El Premio Mayor

Elpremiomayor.jpgEl sábado pasado jugó el Powerball (equivalente del Baloto en Colombia) más jugoso en la historia de los Estados Unidos, con un premio mayor de casi un billón de dólares. El domingo por la mañana–antes de saber que nadie se lo había ganado–no quería verle la cara al ganador en televisión. Me considero una buena persona, pero si me lo encontrara en la calle le hubiera dado un coscorrón por suertudo.

Hablando en serio—nunca le he pegado a ningún extraño en la calle—me imaginé por un instante que me ganaba toda esta plata… “¿Qué haría?”, me pregunté. Luego de una corta consideración, éstas son las primeras cinco cosas que me llegaron a la mente: Leer más “El Premio Mayor”

¡Lo que no sirva, que no estorbe!

LoquenosirvaquenoestorbeEmpezó 2016 y luego de emborracharme y rellenarme la noche de fin de año como un pavo—además de sobrevivir un guayabo terciario—llegó la hora de empezar a trabajar y poner en práctica los cambios prometidos.

Sin embargo, antes de empezar a escribir esta columna leí los deseos que hice el jueves pasado a la media noche. Desde hace muchos años, mi mamá y yo tenemos la tradición de escribir 12 deseos en un pedazo de papel, comer 12 uvas—una por cada deseo, en lo posible sin atorarse—y guardar el papelito en la billetera durante todo el año. Leer más “¡Lo que no sirva, que no estorbe!”

Los más leídos de 2015

Losmasleidosde20152015 está a pocas horas de acabarse. 40 publicaciones, incuída ésta, me llenan de orgullo pues por primera vez en muchos años, vencí mi tendencia a posponer mis objetivos en la vida. Recuperé el sueño de mi juventud y me veo escribiendo hoy y por siempre.

Evidentemente, jamás habría sido posible sin ustedes, mis lectores. Todos los días, las estadísticas de mi página web me muestran que alguien, en alguna parte del mundo, me regala unos minutos de su valioso tiempo para leer mis historias. Por ésto, estoy profundamente agradecida.

Hoy, no estoy publicando una columna sino compartiendo las publicaciones más leídas en cada categoría. Si no está de acuerdo, escríbame un comentario o envíeme un email con sus preferidos.

Maternidad: Primer Día de Colegio

Matrimonio: “¡Pero claro que sé prender la lavadora!

Mujer: Noche de Pareja

Perros: Trasquilada

Les deseo lo mejor que el Nuevo Año 2016 les pueda brindar. ¡Salud!

Xiomara Spadafora

Volver a xiomaraspadafora.com

Sospechosa Dulzura

La Navidad llegó y con ella, los kilos de más a los que les nombraré la madre en enero cada vez que me tenga que embutir en mis pantalones.

La sala de juntas de mi oficina ya esta abarrotada de cajas llenas de pasabocas, casi todos cubiertos de chocolate. Si las cosas siguen así, me temo que voy a terminar en la sala de emergencias por haberme comido un lápiz o la cosedora si están cubiertas de chocolate.

Honestamente, puedo decir que nunca pienso en regalarle dulces o chocolates a nadie, a menos que sean mis enemigos–no hay nada que me divierta más que imaginar a las personas que me caen gordas, ¡mucho más gordas! Leer más “Sospechosa Dulzura”

¡Pavito, Pavito!

Aunque he tratado arduamente de asimilarme a la cultura Estadounidense–todavía no me gusta el fútbol americano y detesto la comida BBQ–finalmente la llegada de mi hijo al mundo hizo que me crecieran, por este país, raíces tan profundas como las de un roble.

Desde ese momento, las tradiciones familiares que mi esposo, mi hijo y mis perros hemos construído, son los planos de mi identidad.

Sin embargo, debo confesar que por muchos años no me gustaba celebrar el Día de Acción de Gracias. Desde que llegué a EEUU en 2005, esta fiesta la consideraba “solo para gringos” pues no entendía su significado ni me nacía buscarlo en Google. Pero las cosas cambiaron y ahora empiezo a planear la celebración desde el mes anterior, por dos razones. Leer más “¡Pavito, Pavito!”

Cruzada de Género

La libertad de expresión es algo que valoro muchísimo. Probablemente esta es la razón por la cual empecé a escribir cuentos a los seis años y estudié periodismo en la universidad. Soy una persona que necesita decir lo que piensa y siente. De lo contrario, me salen letreros de la espalda como si fuera el Coyote en la caricatura del Correcaminos.

Nací y crecí en un país demoratico. Cuando era niña pude ir al colegio y aprender a leer y a escribir. En mis años de adolescente, pude aprender a manejar, ir a bailes y hacerme peinados chistosos como el copete Alf. En mi vida adulta, pude mantenerme sola y tomar todas las decisiones de mi vida basadas en mis expectativas y no las de alguien más. Leer más “Cruzada de Género”

Una enfermedad llamada Burocracia

El próximo 24 de noviembre se cumple el último plazo para renovar el pasaporte Colombiano por el actualizado de lectura mecánica. Aunque me enteré durante mis vacaciones del pasado julio, la pereza de hacer el trámite en Bogotá me invadió y preferí hacer la vuelta en el Consulado de Colombia en Orlando, Florida. Qué gran equivocación.

Desde los primeros días de noviembre ingresé a la página en internet del Consulado de Orlando para averiguar los requisitos y hacer la cita. Sin embargo, esta página parece haber sido creada para que la navegaran solamente los ingenieros de sistemas que la diseñaron. Es más fácil encontrar una silla vacía en un Transmilenio que la información que uno necesita. Leer más “Una enfermedad llamada Burocracia”

Octubre: Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama

El pasado 8 de septiembre tuve el placer de experimentar la “sanduchera” por primera vez en mi vida. Dos semanas antes—el primer día de colegio de mi hijo para ser exacta—sentí una bolita tan grande como una almendra en la parte superior de mi seno derecho mientras me secaba al salir de la ducha. Al instante sentí un retorcijón en el estómago que me dejó sin aliento.

Mi hijo estaba montando patineta—su medio de transporte favorito dentro de la casa últimamente—riéndose a carcajadas mientras yo luchaba por trágame las olas de lágrimas que me inundaban los ojos. Me maquillé con mi pulso de maraquera—de milagro no quedé como una máscara de Halloween–y salí corriendo a llevar a mi hijo al jardín. Leer más “Octubre: Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama”

¿Qué diablos es un “tatsi”?

Alguna vez se han cruzado con alguien que tiene dificultad con la pronunciación de las palabras que contienen la letras “X” o “C”? Para mi desgracia, a mí me ocurre con mucha frecuencia.

Durante mis pasadas vacaciones en Colombia, tuve varias conversaciones con personas que hablaban de los “tatsis” y la problemática generada por la competencia con los conductores prestadores del servicio Uber. Cada vez que oía esta masacre de nuestra gloriosa lengua española, me surgía la pregunta ¿Qué diablos es un “tatsi”? Me provocaba darles clase y decirles “Deletreen conmigo T-A-X-I; ¡Taxi!“. Leer más “¿Qué diablos es un “tatsi”?”

¿Quién dijo que era tarde?

Querido lector, llena de orgullo y satisfacción le presento el lanzamiento de mi página de internet www.xiomaraspadafora.com

Diseñada y programada por Opium Atelier, esta página se constituye en la realización de una de las metas que tracé para mi vida hace cinco años. Si usted es de las personas que tiende a aplazar los proyectos como yo, entenderá su importancia y cuánta determinación tuve que inyectar para no renunciar.

Pero usted se preguntará ¿por qué ahora? Bueno, 2015 marcó el aniversario número diez de un evento transcendental: el comienzo de mi vida en los Estados Unidos. El día que aterricé en territorio norteamericano, mi vida cambió para siempre, pues no solo cambié de país sino de profesión. Empecé a vender seguros en lugar de historias, y dejé empacada en una maleta mi pasión por la escritura y el periodismo. Era muy claro que mi acento latino no calificaba para las noticias de las siete de la noche en Orlando. Leer más “¿Quién dijo que era tarde?”